Google tiene un problema con el Pixel 4 y eso no es nada nuevo. Toda la saga de móviles Pixel ha jugado con el equilibrio de ofrecer una cámara excelente con un hardware mediocre… a un precio relativamente elevado. Pero con la cámara del Pixel 4 difícilmente aguanta el resto de las carencias del dispositivo.

GoPro MAX, probamos la sorprendente cámara de video envolvente 360

Un procesador Snapdragon 855 cuando la competencia ya usa el 855+, 64 GB de almacenamiento sin posibilidad de expansión, una pantalla con marcos propios de hace dos años y una batería de 2.700 mAh difícilmente justificable.

Google pretende que el Pixel 4 marque el futuro de Android pero no parece haber acertado demasiado

Para colmo sus dos prestaciones estrella no cumplen con lo que prometen. El sistema de radar que detecta los gestos falla en ocasiones y uso está bastante limitado. Por otro lado la cámara crece hasta convertirse en una cámara dual. Pero desafortunadamente lo hace en la dirección equivocada y apuesta por un tele muy corto (1,8x) en vez de optar por un ultra angular mucho más útil.

Y eso por no hablar del grave fallo de seguridad con el sistema de reconocimiento facial (único sistema bihométrico del sistema) o la extraña estrategia que ya no permite guardar las fotos en google Fotos a máxima calidad (mientras que el iPhone si que puede).

Para rematar la jugada el Google Pixel 4 no es precisamente barato. Pese a una reducción de precio frente a la generación anterior, los 799 euros que cuesta pueden invertirse mejor en otros modelos de la competencia que ofrecen bastante más.

+ info | googlepixel

>

Source link