Todo el mundo está cabreado con Mark Zuckerberg, el famoso multimillonario fundador y CEO de Facebook. Los cuantiosos problemas de privacidad de la red social y más recientemente la decisión de no imponer ninguna regla contra las noticias falsas que publican los políticos, les bastó a los congresistas de Estados Unidos para realizarle un repaso que duró seis horas.

Facebook borra ‘por accidente’ los viejos post de Zuckerberg

Zuckerberg no iba a hablar sobre noticias falsas o los problemas que ha generado a las democracias más poderosas del mundo, sino a defender Libra, la asociación y moneda virtual que Facebook está desarrollando y que se empeñan en decir que no controlan.

Estados Unidos no está contentan con monedas virtuales como Bitcoin porque se utilizan por mafias y delincuentes de todo tipo, añadido su anonimato hace más difícil confiscarles el dinero o investigarlos. Por eso fue Zuckerberg a hablar con los legisladores, para informarles que Libra no suponía un problema para la democracia.

Lo que Zuckerberg dejó claro es que Facebook no lanzaría Libra sin la aprobación del regulador de Estados Unidos y que Facebook se retiraría de la asociación Libra si el grupo finalmente decide lanzarse sin la aprobación de EEUU, según comenta The Information.

En cambio Zuckerberg se vio ante seis horas de constantes preguntas sobre muchos más temas que Libra.

Zuckerberg sobre los anuncios con información falsa de políticos

Alexandria Ocasio-Cortez, la famosa congresista del Bronx que ha irrumpido en Washington por ser una de las más jóvenes en llegar al Congreso de Estados Unidos, realizó una de las preguntas más directas a Zuckerberg sobre el reciente caso en el que Facebook no retirará o moderará de alguna forma anuncios de políticos que publiquen información falsa.

Durante la intervención de Ocasio-Cortez todas las preguntas dirigidas a Zuckerberg eran sobre la posibilidad de que un político pudiese o no publicar mentiras o anunciar información incorrecta a grupos demográficos contrarios a sus creencias para evitar su voto.

Zuckerberg, perfectamente preparado por sus abogados, responde claramente ante algunas de las preguntas, dejando claro que si la información publicada puede llegar a ser peligrosa o poner en riesgo el bienestar de un grupo sería retirado.

¿Sería capaz Zuckerberg de pasar una hora al día moderando contenido?

La presentante Katie Porter de California realizó una de las preguntas más duras a Zuckerberg sobre las personas subcontratadas por Facebook que pasan su jornada moderando contenido en la red social.

Son estos mismos moderadores los que tienen que visualizar fotos y vídeos de alto nivel gráfico, ya sea sexual, violentas o mucho peores en el caso de abusos a menores, que no están permitidas en la red social.

Foto: EFE

Porter le preguntó directamente a Zuckerberg si estaría dispuesto a pasar una hora al día moderando ese contenido para que sea capaz de entender a los problemas mentales que se enfrentan los moderadores, todos subcontratados y sin asistencia psicológica una vez acaban su trabajo, tal y como se describió en un gran reportaje de The Verge en febrero de este año.

«No estoy seguro que ese fuese un trabajo que sirviese a nuestra comunidad. Pero paso mucho tiempo mirando ese contenido», fue la respuesta de Zuckerberg.

La mayor parte del tiempo Zuckerberg se dedicó a responder respetuosamente, defendiendo Facebook sin parecer demasiado defensivo, sin prometer nada y sin responder a algo muy controvertido.

El papel de Zuckerberg durante estas sesiones con políticos es clara, poner la cara en nombre de Facebook, que los políticos puedan desfogarse y volver a las reuniones a puerta cerrada para lograr que nadie intente investigarlos por monopolio o ponerles multas, que en l mayoría de los casos son fácilmente asumibles.



>

Source link